Guía: como viajar en autobus en New York


Suele suceder que nos encontramos por ejemplo, visitando las mejores tiendas de zapatos en New York, las cuales en su mayoría están en el Upper East Side… y de pronto se nos ocurre irnos a tomar un trago en el Lower East Side. ¿Menuda distancia, no? ¿Y que pasa si encima, nos damos cuenta que no tenemos cerca una parada del metro y tampoco nos quedó demasiado dinero en efectivo para un taxi? ¡Ah! ¡Si tan solo supiéramos como movernos en autobus!

Bueno, esa es la idea de este artículo, una especie de guía de cómo viajar en autobus en New York.

Seamos turistas o neoyorkinos generalmente no se tiene conocimiento mínimo de como funciona ni de lo extremadamente útil y barato que resulta moverse en bus, como una de las mejores alternativas de transporte en la Gran Manzana.

Si, es desafiante. No es difícil, pero tampoco es de lo mas simple – especialmente si tenemos en cuenta que Nueva York cuenta con la flota de autobuses mas grande del mundo.

guia de autobus en New yorkSi sabemos usarlos, serán nuestro medio de movilidad mas conveniente. Y esa es la idea: saber hacia donde van, y como tomarlos.

Veamos: [Me voy a enfocar solamente en Manhattan]

Rutas: En los metros o subtes conseguimos los mapas allí mismo, pero no sucede igual con los colectivos. Así que lo ideal, es que se impriman uno de antemano. Pueden conseguir uno haciendo clic aquí (ya sea de Manhattan, Brooklyn, Staten Island…etc)

Si bien algunas líneas corren de norte a sur, y algunas otras a través de la ciudad sin ningún patrón en particular, el mayor uso que se le da al autobus en NY es cuando necesitamos ir de Este a Oeste (mas que nada, porque es allí donde a veces nos falla el subway) – pero en realidad nos sirve para todo. Por lo tanto, siempre revisa tu mapa.

Por último, pueden checar este sitio útil para investigar rutas del metro y los buses en New York, indicando el punto de partida y de llegada.

La parada del autobus: Listo, ahora ya sabes que autobus tomar y es hora de partir para la parada. Si caminas por la calle en cuestión, y pasas dos cuadras sin ver un cartel redondo azul con el emblema de un bus, seguramente no estas en la calle correcta ¡revisa el mapa nuevamente! Así es, las paradas de autobus en NYC están a no mas de 2 cuadras de distancia una de otra.

Una vez que has llegado a la parada en cuestión, verás allí el horario – que no debe ser tomado literalmente, sino que nos sirve como para tener una idea de cuanto esperar a que llegue nuestro bus. -metrocardUsualmente son 10 minutos entre uno y otro, a veces mas a veces menos dependiendo de la ruta que hayas elegido.

Al subir: Cuando ya ves que el autobus está llegando, ya sacas tu Metrocard. ¡Si! La misma que compraste para el metro, te servirá para el colectivo ¿Genial, no? [Puedes conseguirlas en maquinas expendedoras, o chequear esta lista de negocios que las venden]

El costo o tarifa del viaje en bus es de $2.25 (el común) y $5.50 el exprés. Los niños menores de 2 años viajan gratis, pero solo si se sientan en la falda de la persona que los lleva.

Preparas tu tarjeta con el frente amarillo mirando hacia tí y la cinta negra del lado derecho. Aquí la tienes que insertar, y no simplemente deslizar como haces en el metro.

Los autobuses también aceptan efectivo, pero solamente con monedas. ¡Tengan eso en cuenta!

TIP: Si te encuentras sin monedas, y sin Metrocard en pleno New York, y justo viene el autobus, lo que puedes hacer es darle el precio de la tarifa en billetes a otra persona que espera junto a ti, para que pase su tarjeta y te salve de la situación. Muchas veces, la gente accede si lo solicitas amablemente.

Durante el viaje: Durante los días de semana a la tarde, usualmente los autobuses estarán llenos de estudiantes de preparatoria. No es nada molesto, a decir verdad – por lo contrario, a veces es colorido escuchar sus locas conversaciones. Ahora solo resta disfrutar el viaje, y mirar a nuestro alrededor (y si nos animamos, charlar con alguien).

Bajarse del autobus: Siempre recuerda prestar mucha atención por donde va el bus, ya que las señales de las paradas no siempre son muy claras o visibles en las calles – y cuando el conductor va anunciando las calles, no muchas veces es lo suficientemente claro de escuchar. Una cuadra o dos antes de la estación en la que debes bajarte, fíjate que la señal de “stop requested” cerca del conductor esté encendida. Si no lo está, tironea del cordón amarillo que corre a lo largo de la pared del colectivo o en su defecto, cualquiera de los botones rojos que dicen “stop”.

Siempre es mejor bajar por la puerta trasera, y debes saber que la puerta no se abre sola, sino que debes tirar del cordón amarillo lo cual le indica al conductor que te quieres bajar. Él se encargará de encender una luz verde que tu veras en la puerta, y que te indica que puedes bajar y que la puerta se puede abrir. Si esto no sucede, pega un buen grito diciendo “¡Back Door!” y se soluciona.

¡Y listo! Ya lograste viajar en autobus en Nueva York.

 

Otros datos a tener en cuenta:

      •  La mayoría de los colectivos se detiene cada dos cuadras, pero algunos son denominados “limitados” o “LMD” o Express y paran solamente cada 10 cuadras, y así logran un viaje mucho mas rápido. En el horario que encuentras en tu parada de colectivo, veras el horario de este tipo de autobus, y donde paran.
      •  Recuerda que también puedes usar tu Metrocard al máximo combinándola con el metro y con los autobuses, o transfiriéndote de un autobus a otro – todo por una misma tarifa, mientras lo hagas en un transcurso de 2 horas. ¡Así obtienes dos viajes por el precio de uno!
      •  Y para cuando ya te sientas totalmente a gusto manejándote en autobuses en New York, prueba de tomarte un bus que te lleve desde Manhattan directo a al aeropuerto LaGuardia (súbete al M60 que va desde Broadway y luego por la 125th street y te deja en la puerta) – así te habrás ahorrado nada menos que $40 dólares en taxi.

Por último, para los que se sientan aventureros al leer esta especie de Guía de como tomar un autobus en Nueva York, le dejo este enlace que indica los autobuses para salir de NYC, o viajar a ella desde lugares vecinos.

¡Terminó siendo largo el artículo, eh! Pero estoy segura que a mas de uno le ayudará para darle la iniciativa de viajar en autobus en NYC, cosa que suele intimidar a mas de uno que tiene miedo de “perderse” pero nada mas lejos de la realidad. Lo único que lograrán, es ahorrar muchos dólares al elegir otro medio de transporte, dinero que quizá puedan invertir por ejemplo, en un rico bagel de Manhattan.

¡Suerte!

 

Pin It on Pinterest

Shares